Cómo dar relevancia a una presentación oral

Por el noviembre 29, 2016

Saber comunicar

¿Tienes que presentar un nuevo diseño o una nueva organización, y no consigues encontrar un enfoque que le dé relevancia? En este artículo veremos algunos trucos para reforzar el impacto de tus presentaciones y conseguir que tu público te escuche.

Ideas para empezar tu presentación

Algunos temas resultan difíciles de abordar en el marco de una presentación.

Exponer el despliegue estratégico del diseño ecológico o una nueva plataforma logística puede resultar una ardua tarea, sobre todo si tu auditorio no está, a priori, convencido de la necesidad del cambio o del beneficio que puede suponer.

Captar la atención del público dependerá, por tanto, en el punto de vista que adoptes.

Hallar la perspectiva adecuada, la que permita conectar tu auditorio con el tema abordado, requiere análisis, y de una pizca de creatividad.

presentacionoralOlvídate de que eres un experto

Naturalmente, y antes que nada, debes preguntarte por los intereses profesionales de tu público. Así que olvídate de que eres un experto, para llegar a tu público más directamente. Se te ocurrirán fácilmente los ejes principales de tu argumentación.

Algunas preguntas sencillas que debes plantearte

– ¿Qué compartimos, como personas? ¿Qué tenemos en común? ¿Qué nos conecta, como seres humanos?

– ¿Hay algún dato sorprendente, alguna cifra enorme o ridícula?

– ¿A qué se parece el cambio que expongo? ¿A otra época de la empresa, otra época a secas, otro ámbito de actividad?

No dudes en dejar pasear tu mente por los vericuetos de un mapa mental. Hazte las preguntas una tras otra y anota todo lo que se te ocurra.

Crea un vínculo entre el auditorio y el tema

Desarrollar estas ideas te permitirá crear un vínculo entre tu público y la presentación.

Es importante una base común, una evidencia, hechos, datos clave.

Apóyate en elementos concretos para mantener despierto a tu auditorio.

Por ejemplo:

«Ya hemos llegado ya la tonelada de basura por año para una familia de cuatro personas».
«Uno de cada tres clientes anula su pedido cuando no lo recibe al cabo de tres días».
«No tenemos intención de desaparecer el año que viene, ni el siguiente».

Algún dato poco conocido, significativo o sorprendente

Puedes también crear una sorpresa proporcionando un dato inédito para tu público y así mantener viva su atención.
«995.000 juntas y 52 kilómetros de tuberías».
«Son necesarias el equivalente de tres idas y vueltas Madrid Granada para que un producto pedido en Granada llegue al almacén».
«Desde que salen de fábrica, nuestras cajas acumulan el equivalente a dos veces la vuelta al mundo»

Hacer una pregunta para despertar la curiosidad y hacer interactiva la presentación

«¿Tenéis idea de cuánto gana hoy día OdeO, el inventor del parquímetro reciclable, en el que nadie creía? »
«A ver, ¿cuántas veces creéis que se levanta y se deposita un producto desde el momento en que sale de la fábrica y el momento en que le llega al cliente?»

«¿A qué os suena Anping Yuanxi? »

Propón una analogía

«El profesor Dionysius Lardners afirmó en 1830 que el viaje a gran velocidad en ferrocarril sería algo imposible y que los pasajeros, incapaces de respirar, morirían asfixiados. Sin embargo…»

«Imaginemos una casa con el horno en el salón, la sal en el cuarto de baño, la nevera en el fondo del vestidor y los platos y cubiertos en el garaje… ¿os imagináis la energía desperdiciada sólo para asar un pollo? »

Naturalmente, ¡todas tus presentaciones no necesitan tanta preparación!
¿O más bien sí?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *